Cada vez más extendida, la facturación electrónica ya forma parte integral del proceso de transformación digital de Pymes y grandes empresas. Por esta razón, tanto el gobierno como emprendimientos privados ponen a su disposición herramientas de emisión de facturas para llevar el control de su negocio. Mientras existen diferencias entre ambos, trataremos de identificar los pros y contras en cada caso.

Ventajas de la plataforma del SII

Si usted quiere contar con un servicio digitalizado de facturación electrónica, debe disponer de un certificado digital. Se trata de una función de identificación que sustituye a la clave secreta para proporcionarle operaciones más seguras en cualquier plataforma. Para obtenerlo, debe recurrir a una entidad que lo emita y esté acreditada por el SII (Servicio de Impuestos Internos).

Ahora bien, el sistema correspondiente al estado no implica ningún costo para tener acceso a sus funciones, a diferencia del software de mercado. Entre sus ventajas más destacadas, podemos identificar:

  • Emisión y recepción de DTE sin límites y gratis.
  • No tiene limitaciones en cuanto al número de usuarios.
  • No cuenta con un plazo mínimo de contratación.
  • No requiere la certificación ante el SII.
  • Puede comenzar a trabajar una vez inscrito en el sistema.

El portal gubernamental tiene como propósito tener una funcionalidad mínima para los contribuyentes, por lo que también presenta limitaciones. Esto se ve claramente en términos de integración con otras aplicaciones que usa el empresario, la cantidad de documentos procesables y el volumen asociado a los DTE (Documento Tributario Electrónico).

Pros de la facturación electrónica de mercado

Como en toda economía sana, las alternativas para un mismo servicio son fundamentales para otorgarle a un emprendimiento una ventaja competitiva. Existe una gran variedad de opciones a la hora de elegir y la mayoría se adaptan a cualquier modelo de negocios, trabajan en la nube y se puede acceder a ellas desde cualquier dispositivo móvil.

Por lógica, se trata de plataformas pagas que necesitan certificación ante el SII, fáciles de operar y con una funcionalidad mucho más personalizada. Entre sus ventajas fundamentales, vale la pena mencionar las siguientes:

  • Disponen de un práctico módulo de reportes para facilitar la gestión de su negocio.
  • Usted cuenta con la posibilidad de personalizar sus facturas (colores, marcas de agua, logos, etc.).
  • Estas plataformas tienen servidores seguros para respaldar su información.
  • Poseen funciones relacionadas con control de pagos, tesorería, morosidad, manejo de caja, stock, bodegas, comisiones, informes básicos, ventas, cotizaciones y mucho más.
  • Usted puede gestionar otros documentos como boletas, guías de despacho, documentos de exportación, liquidación factura y recibos de compra.
  • Son sistemas que usted puede integrar sin problemas con softwares de gestión, ERP, CMR, entre otros.
  • Le facilitan la conexión entre la plataforma, su negocio y su ecommerce mediante un módulo API de última generación.
  • Usted recibe en todo momento la asistencia técnica y el asesoramiento para explotar el potencial de estas herramientas.

La facturación electrónica de mercado implica un costo que puede ser mediante planes mensuales, anuales o una prueba gratis por un mes. Dependiendo de la empresa contratada, tendrá una limitación de usuarios con acceso y para empezar a operar, podría tardarse entre 3 a 10 días.

Decantarse por uno o por otro

No resulta complicado entender que las aplicaciones privadas cuentan con una mayor funcionalidad al momento de tramitar documentos digitales. Aunque impliquen un precio en función de su facturación o un monto fijo, esto se ve compensado por la agilización de los procesos.

Si usted busca que su empresa se acople sin dificultades a la facturación electrónica, las opciones del mercado son su mejor apuesta. La funcionalidad, eficiencia y facilidad de uso de este servicio le brindará mayor competitividad, rentabilidad y una gestión apegada a la ley.

¿Tienes Otra duda?